13 mar. 2011

La cuaresma, camino hacia la Pascua

La Cuaresma no es un viejo residuo de anticuadas prácticas ascéticas. Tampoco es un tiempo depresivo y triste. Se trata de un momento especial de purificación, para poder participar con mayor plenitud del misterio pascual del Señor.

La Cuaresma es un tiempo privilegiado para intensificar el camino de la propia conversión. Este camino supone cooperar con la gracia para dar muerte al hombre viejo que actúa en nosotros. Se trata de romper con el pecado que habita en nuestros corazones, alejarnos de todo aquello que nos aparta del Plan de Dios y, por consiguiente, de nuestra felicidad y realización personal.


1 Domingo de Cuaresma: El Domingo de las Tentaciones
No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

2 Domingo de Cuaresma: El domingo de la Transfiguración
Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadlo

3 Domingo de Cuaresma: El domingo del agua de vida eterna
Si conocieras el don de Dios y quién es el que te pide de beber, le pedirías tú, y él te daría agua viva.

4 Domingo de Cuaresma: El Domingo de la Luz y del Amor
¿Crees tú en el Hijo del hombre? Creo, Señor. Y se postró ante él.

5 Domingo de Cuaresma: El domingo de Betania
Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo.

Vigilia Pascual de la Resurrección del Señor
Vosotras no temáis, ya sé que buscáis a Jesús el crucificado. No está aquí: ha resucitado, como había dicho.