16 oct. 2011

Bodas de oro en Valtiendas

El Sábado, 15 de Octubre de 2011, a las 12:30 horas, don Luís y doña Victoria celebraron en la Iglesia de Valtiendas las bodas de oro que marcó el aniversario número 50 de su matrimonio.
Sus hijos: Soledad, Luís, Mª Jesús, Fernando, Eva y Enrique, sus nietos, familiares y amigos fueron quienes acompañaron la celebración.

En la misa, que fue ofrecida en acción de gracias por los 50 años de su vida matrimonial, don Luís y doña Victoria renovaron sus votos matrimoniales y se entregaron mutuamente las alianzas bendecidas por el sacerdote.
Nosotros Luís y Victoria renovamos pública y solemnemente
nuestras promesas matrimoniales contraídas ante Dios y nuestros hermanos y nos comprometemos a hacernos fieles
tanto en la prosperidad como en la adversidad en la salud como en la enfermedad amándonos y respetándonos durante toda nuestra vida hasta que el Amor del Padre nos reúna en la eternidad.

Estas fueron sus palabras repetidas detrás del sacerdote. Amar, respetar y cuidar: este es el reto que se les presenta a todas las parejas todos los días de su convivencia ya que cuando nos encontremos frente a la adversidad o a la abundancia debemos sentirnos tranquilos y seguros con la persona que tenemos al lado. Tener la oportunidad de festejar las bodas de oro representa un compromiso leal y respetuoso por parte de las dos personas que conforman la pareja.

Está claro que don Luis y doña Victoria, al igual que muchas parejas que conocemos, han logrado la felicidad en el matrimonio: su amor es para toda la vida. Han comprendido que una relación satisfactoria y duradera no sucede al azar, sino que la vida matrimonial está llena de momentos para construirla con mayor solidez, a través de una amplia variedad de detalles y manifestaciones de amor.

Los secretos de un amor para toda la vida se puede reducir a este decálogo del Matrimonio Feliz
-Nunca estéis enfadados los dos a la vez.
-No os gritéis jamás, a no ser que la casa se incendie.
-Si uno de los dos debe ganar una discusión, deja que sea el otro.
-Si tienes que criticar, hazlo con amor y delicadeza.
-Nunca menciones errores del pasado.
-Olvídate del mundo entero antes que de tu pareja.
-Nunca os vayáis a dormir sin haber hecho las paces por una discusión.
-Al menos una vez al día, hazle un comentario amable o ten un gesto de amor.
-Cuando te hayas equivocado, admítelo y pide perdón. Si se equivoca, perdónale.
-Se necesitan dos para una pelea, y quien no tiene la razón es normalmente el que más habla.