7 oct. 2010

Bautismos

Razones para bautizar a un hijo

RAZONES QUE VALEN...
PARA QUERER BAUTIZAR AL HIJO.
Sin duda, vosotros los padres soñáis en buscar lo mejor para vuestro hijo, porque
le queréis de verdad. Estáis seguros de que el bautismo es algo bueno, y por
eso queréis bautizarlo. Tal vez conocéis lo que esto significa, o tal vez no. De
todos modos, cada uno tiene sus razones cuando toma una decisión en la vida.
¿Habéis pensado en las razones que motivan esta decisión vuestra?

¿POR QUE QUERÉIS BAUTIZAR A VUESTRO HIJO?
Pensároslo bien.
Si es porque vosotros sois creyentes y queréis darle vuestra fe;
porque vivís como cristianos y queréis enseñarle este estilo de vida;
porque pertenecéis a la Iglesia y queréis introducirle en ella;
porque amáis a Dios y queréis que él también lo ame;
porque os consideráis hijos de Dios y queréis que él lo sea...

¡ADELANTE! VUESTRAS RAZONES SON VALIDAS.
PARA BAUTIZAR A VUESTRO HIJO.
Pero si lo hacéis simplemente «porque todo el mundo lo hace»:
«porque es una costumbre de familia, y no es posible oponerse»;
«porque es necesario que al niño no le falte ningún documento»;
«porque, si no lo hacemos, a lo mejor le pasa algo malo»;
«porque no queréis que nadie os critique por no hacerlo»;
«porque, aunque no tengáis fe, ya sabrá él lo que hace después»...

¡PENSADLO EN SERIO!
ESTAS NO SON RAZONES VALIDAS
PARA PEDIR EL BAUTISMO PARA VUESTRO HIJO.
En la vida, cada uno es libre para optar por una cosa u otra. La Iglesia no obliga
a tomar decisiones en las que no se cree. Se alegra de vuestros deseos, está dispuesta
a acogeros y ayudaros. Pero quiere que vuestra actitud sea sincera, consciente
y libre.